Desde 1986    Tel.: (506) 2220 0224   Fax: (506) 2290 2014  Email: drpino@me.com     San José, Costa Rica

Cirugía de Frente y Párpados

 

Nuestro aspecto externo no siempre es tan bueno o juvenil como nos sentimos físicamente. Factores hereditarios, maltrato de la piel, sobre-exposición al Sol, y el paso de los años, eventualmente hacen que la frente, cejas y región temporal se aflojen y arruguen. Sobrante de piel sobre los párpados y depósitos de grasa que forman abultamientos o protusiones (bolsas parpebrales y ojeras), son los principales signos del envejecimiento.

El resultado de estos fenómenos es una mirada triste envejecida, cansada, que en algunas ocasiones da aspecto de enojado. Afortunadamente la cirugía plástica puede corregir estos defectos, restaurando la mirada fresca y juvenil de la persona.

 

Algunas soluciones

 la operación que corrige los signos de envejecimiento en los párpados es conocida como blefaroplastía o cirugía plástica de párpados. Esta operación se realiza en los párpados superiores e inferiores, eliminando el exceso o sobrante de piel y las bolsas protruyentes de grasa. Las incisiones se hacen sobre los pliegues naturales, haciéndolas casi imperceptibles una vez cicatrizadas. La blefaroplastía minimiza los signos de envejecimiento a nivel de los párpados; no tienen ningún efecto sobre la frente ni las mejillas.

 

Con frecuencia el problema de piel sobrante sobre los párpados superiores es acentuado por asociarse a cejas caídas y arrugas en la frente. En estos casos se recomienda además de la blefaroplastía hacer la operación conocida como restiramiento de frente o levantamiento coronal. Esta operación eleva las cejas, la frente, las regiones temporales y minimiza gran parte de las arrugas de la frente. En el restiramiento de frente las incisiones se hacen escondidas en el cabello de la región frontotemporal, quedando prácticamente imperceptibles o escondidas entre el pelo.

Estas operaciones tanto blefaroplastía y restiramiento frontal se pueden hacer por separado o en conjunto con una ritidectomía o restiramiento facial u otras cirugías faciales.

 

Anestesia

 

La técnica más empleada en nuestra clínica para la cirugía de párpados (blefaroplastía) y/o el restiramiento de frente es la anestesia local combinada con un sedante. De esta forma el paciente está sedado permitiéndole una recuperación y deambulación más rápida. En ocasiones, sobre todo si se combinan con otros procedimientos, puede ser necesaria la anestesia general o en caso que el paciente así lo prefiera.

Postoperatorio

 

Después de la operación es normal que haya inflamación y “moretes”. Gran parte de la inflamación se elimina durante las primeras semanas y generalmente los “moretes” se eliminan en una o dos semanas.

Puede haber molestias o dolor leve, pero es fácilmente controlable con medicamentos. El dolor intenso es extremadamente raro. Las suturas se retiran durante la primera semana y se le permite al paciente utilizar maquillaje a los pocos días.

Con la eliminación del sobrante de piel y grasa alrededor de los párpados y/o la elevación de las cejas, el paciente tendrá una apariencia más juvenil con una mirada fresca y descansada. La cantidad de mejoría depende de las características individuales de cada persona y la magnitud de la operación practicada.

Riesgos

 

Los riesgos en esta operación son mínimos. Pero los hay y son inherentes a cualquier procedimiento quirúrgico. Estos deben discutirse en detalle con un cirujano plástico. Es alentador conocer que cada año se realizan miles de operaciones de párpados y frente con gran éxito. Además, nuestra clínica cuenta con personal calificado así como con los últimos adelantos en equipo y tecnología para realizar este tipo de operaciones.

La cirugía plástica de los párpados (blefaroplastía), cejas y frente (restiramiento frontal) le puede ayudar a mejorar su imagen así como su confianza en sí mismo.

“Es poco racional esperarse hasta determinada edad para hacerse la cirugía. Cuando el problema existe debe corregirse”.